lunes, 25 de mayo de 2020

Manualidades infantiles: X-Wing



Recuerdo que la primera vez que vi Star Wars ( " La Guerra de las galaxias") me impresionaron muchìsimo los efectos especiales. Con los años, se han visto muy superados, pero sigo teniendo ese cariño especial por las primeras películas. Quizás por eso seguimos llenando el blog de estas pequeñas manualidades, que no pueden llegar al nivel del detalle de los juguetes actuales de lego, pero que al igual que las primeras películas, pueden tener para vuestros peques un significado especial al salir de sus manos.

Así que al igual que las últimas películas de la saga, hemos decidido volver a las primeras naves para inspirarnos, y que mejor que construir nuestro propio X-wing. Para aquellos que se pierdan con la saga, esta es la nave de Luke Skywalker con la que destruiría la " Estrella de la muerte" y es la misma nave que pilotaba Poe Dameron en las nuevas entregas. Para darle un toque especial, hemos incorporado nuestro propio R2D2. Espero que vuestros peque estén tan encantados como los míos de tener su propia nave.

Material necesario

- Rollo de papel
- Palitos de helado /depresores de madera
- Botella de agua pequeña ( 330 ml)
- Recipiente amarillo del juguete de huevo kinder
- Pintura acrilica blanca
- Cutter
- Silicona/ pegamento/...
- Rotuladores azul, rojo, negro, amarillo y gris. 

Pasos a seguir

1- Pintamos el rollo:


Tus peques, sea cual sea su edad, pueden colaborar seguro pintando los rollos, así se convierte en un proyecto conjunto, que siempre tiene más emoción. Es importante pintarlo por dentro y por fuera. 

2- Pintamos los palitos:


Os recomiendo tener en cuenta que debéis hacer estos primeros pasos el día anterior o al menos varias horas antes de los detalles finales, para que la pintura esté bien seca. así además os irá mas fácil pintar los 2 extremos de los palos si que se mueva la pintura. 

3-Cortamos el " huevo Kinder"


Esta fase tiene un plus añadido y es que es la excusa perfecta para tu peque ( o para tí, que no hacen falta excusas , jaja) para disfrutar de un huev kinder. Cogeremos deposito amarillo que lleva el juguete y cortaremos la parte superior, dándole un poco de forma para adaptarlo a la curva del rollo de papel. 

4-Creamos el morro


Recortamos la parte superior de una botella pequeña de agua. Cuidado de no cortarla demasiado pequeña, pero si lo suficiente para que podamos meterla con cuidado. 

5- Hacemos incisiones en la parte trasera para que los palos queden cruzados en X:

Como véis lo hacemos de manera que uno queda delante y otro detrás, dándole forma de X pero con el ángulo entre los palos muy agudo ( fijaros en la forma de el X wing). Para hacer las incisiones las haremos con cutter. Os recomiendo hacer  primero palo: el primer extremo donde queráis, ajustando según veáis si pasa el palo, y tras introducirlo, usarlo como referencia para hacer la incisión en el lado contrario. Con el otro palo seguir el mismo proceso, cn la incisión por delante e inferior a la primera. 

6-Pegamos con silicona el huevo y la botella y los pintamos de blanco también:




Os puede pasar como a nosotros que al ser plástico la pintura acrílica no se fije bien. Nosotros simplemente la dejamos secar y dimos alguna capa más

7-Hacemos el hueco del piloto: 

8- Pintamos las lineas de la nave:



Nosotros elegimos los colores y la distribución de un modelo de Lego que nos recordaba a los X wing originales, pero podéis ser creativos si queréis. 

9- Pintamos las alas:


Nuevamente tenéis espacio para la creatividad, tanto en la forma como en los colores. Nosotros decidimos hacer el patrón similar al lego que he comentado antes y repetirlo de manera especular en el ala inferior. Pensé en añadir algo similar al motor o a los láseres, pero me pareció sobrecargarlo. Aun así, os animo a probar si os parece que puede mejorar. A cambio, para darle mas encanto, las pintamos por delante y detrás con ese diseño, en ambos lados. 

10- Pintamos a R2D2:



Para hacerlo busqué un dibujo de R2D2, sencillo y seguí la distribución. empecé por la parte superior, con el circulo y 4 trapecios azules, con la base exterior mas ancha


De la parte inferior,  pinté primero  el ojo negro y el cuadrado azul alrededor, luego el punto rojo y el pequeño rectángulo azul, y el detalle verde. El resto fui pintando recuadros azules alrededor y ya teníamos listo a R2. 

11- Consejo: valorar dar una capa de Barniz transparente:


Los padawan acogieron el X wing con tanto entusiasmo que a la media hora ya empezaba a desprenderse un poco la pintura de R2D2. Siempre se puede volver a pintar, pero quizás con barniz aguantaría algo más. 


Los padawan enseguida encontraron piloto y empezaron a planear su propio ataque a las estrella de la muerte, aunque creo que ahora tenemos pendiente hacer un caza TIE para que la lucha esté mas igualada. 

Si os ha gustado el post y os animáis a hacer más manualidades, os dejo el enlace para crear vuestro Baby Yoda y la tropa de Ewoks. Nosotros vamos ampliando la familia galáctica en casa.


Hasta la próxima y que la fuerza os acompañe:

Mamá Ewok y los 3 padawan. 

miércoles, 20 de mayo de 2020

Los niños y " la nueva normalidad"


Como muchos padres, en casa estamos preocupados por ha podido impactar la situación actual de la pandemia en nuestros niños y cómo lo hará en un futuro. Aunque parece que la progresión de fases está siendo relativamente segura, sigue existiendo una gran incertidumbre respecto al futuro de la educación de los pequeños, su manera de relacionarse e incluso el riesgo para su salud. Y como muchos padres, desconocemos la solución a todos estos problemas.



Pero esta pandemia me ha hecho reflexionar sobre la importancia de ser un ejemplo para nuestros hijos. Y no me refiero a ser perfectos desde el punto de vista del manejo emocional  o  en la locura de conjugar tele-trabajo y educación, sino a ser conscientes que muchas de las reacciones de nuestros pequeños serán reflejo de las nuestras propias. Por eso os invito a reflexionar conmigo.

1- Aprecia tus/sus esfuerzos:


Lo primero y antes que nada,  aprecia la intensidad de toda la situación y tus méritos. Los padres que logran tele-trabajar y cuidar de sus pequeños, los que tienen que hacer un esfuerzo extra por llegar a fin de mes porque temporalmente han perdido su trabajo o los que han trabajado más que nunca y apenas han visto a sus pequeños. O simplemente los que han estado todas y cada una de las horas del día atendiendo a sus hijos.  

Felicidades.  Porque aunque haya habido momentos malos, estrés a tope y más chillos de los que os gustaría, habéis logrado salir adelante y vuestros peques han visto que esto es posible. 



Y ahora piensa en ellos: más de dos meses encerrados, sin ningún contacto, con deberes sin fin. Es normal que más de un día no quieran oír hablar de trabajar, que estén más irritable/acelerados. Nosotros también lo estamos y ellos son sólo niños. 

Quizás tanto padres como niños deberíamos hacer una fiesta especial, porque nos la merecemos.

2- Se responsable:



Podemos salir a la calle e incluso irnos a tomar algo por ahí, hacer deporte y quedar con la familia. Pero esto no significa que la pandemia haya desaparecido, todavía esta a la espera. Es necesario y muy sano volver a cierto grado de normalidad, pero también atender a una serie de normas que nos permitan seguir progresando. Puede que te parezca una exageración;  total, mucha gente lo ha pasado y no es para tanto.

Ahora piensa en como te gusta que te traten tus hijos;  no te gusta que te falten al respeto o que jueguen con cosas que puedan hacerles daño.



Es vital que los niños entiendan que hay situaciones que implican un riesgo y espacialmente que aprecien el  respeto a nuestros mayores ( padres/tios, incluso abuelos). Por eso, por muchas ganas que tengamos de normalidad,  de momento tenemos que intentar minimizar los contactos o hacerlo en esas condiciones. No queremos jugar a la lotería con la salud de los que más queremos; os lo digo desde la amarga experiencia de haber sido testigo de  como familias apenas podían despedirse de sus familiares antes de fallecer.

3- Expresa tus emociones: 


Cada adulto, cada niño, está manejando la situación lo mejor que puede. Podemos ayudar a los pequeños dándoles seguridad sobre el futuro, pero nunca a costa de ocultar o negar  la realidad, pues esto aún les confunde más. Tampoco se trata de explicarles nuestros miedos, pero quizás si que nosotros también estamos preocupados porque es algo desconocido, pero que tenéis la confianza de que como familia os ayudaréis por el camino. 



Debemos intentar  normalizar toda esta avalancha de emociones dándole nombre. Lo primero es reconocer en las emociones de nuestros hijos las propias, y ser autocrítico antes de condenarlas, o de buscar como deben afrontarlas cuando en realidad son nuestro problema. Si tus niños ven que vives en un miedo continuo, les será más difícil no tenerlo. Si dejas que el estrés te domine, ellos estarán hechos un manejo de nervios. No es fácil enfrentarse a estos sentimientos, pero merece la pena. Sin embargo, si es sencillo explicar que la ansiedad es por ejemplo por el trabajo pero   que con su ayuda intentarás no estar tan irritable,  o que ser valiente no es olvidar los miedos sino seguir adelante con ellos. 



Los niños son imitadores natos y su manejo emocional futuro en parte será un reflejo del vuestro. Es precisamente en esta situación cuando podemos enseñarles como manejar emocionalmente sus futuras crisis vitales. 

4- Que nos deparará el futuro:

Ojalá lo supiera. Como todos y a pesar del rollo anterior, no tengo idea. Pero si que me doy cuenta de que el futuro se ve diferente desde la visión de un niño. Que le da igual un día que un mes y que se adaptan de una manera espectacular a cualquier circunstancia ( que mejor ejemplo que el de estas  semanas encerrados).  Aunque a los adultos  nos cueste ver un mañana, para ellos siempre hay hueco para la esperanza. 



Animo super papis, que podéis con todo. Que la fuerza os acompañe, 

Mamá Ewok y los 3 padawan

viernes, 15 de mayo de 2020

Manualidades infantiles: Baby Yoda


Baby Yoda 



Yoda siempre ha sido una figura clave en Star Wars. A pesar de su apariencia, el pequeño Yedi mostraba un poder en la fuerza no superado ni por el mismísimo Darth Vader. Pero a sido con "The Mandalorian", emitido en nuestro país en Disney plus,  que hemos caído rendidos a los pies del pequeño Yoda.


Si habéis visto la serie habéis podido comprobar que el pequeño en realidad no es Yoda sino un miembro de su misma raza, igual de poderoso en la fuerza, ya que la serie tiene lugar tras los eventos del "Retorno del Jedi", pero bastante antes de la aparición de la Nueva Orden. Es tan  irresistiblemente tierno como enigmático es nuestro Mandalorian ( al que tampoco debemos confundir con Bobba Fett). Si no os podéis resistir a sus encantos, tenéis la opción de buscar sus peluches o  animaros con esta sencilla pero super cuqui manualidad

Material necesario: 

- Rollos de papel
- Folio
- Pintura acrilica verde
- Pintura acrilica blanca
- Pintura acrílica marrón ( opcional)
- Rotulador indeleble negro
- palillo o palo de barbacoa
- Trozo de tela Beige ( a ser posible de aspecto vasto), con la largura de la circunferencia del rollo y anchura de 1/3-1/4 del rollo aprox
- Cola/pegamento/silicona

Pasos a seguir

1- Pintemos el rollo:


Para lograr ese color tan característico os recomiendo que mezcléis un poco de blanco, añadiendo más si es necesario hasta conseguir ese color verde tan característico. Debéis cubrir de verde aproximadamente la mitad del rollo. La parte inferior la podéis dejar del color del rollo, pero a nosotros nos parecía más bonita en tono marrón. Os recomiendo pintar el interior del tubo de la misma manera.

 2- Pintamos las orejas. 


Recortamos en folio 2 rectángulos de aproximadamente la largura del rollo y le damos esta forma, de manera que al doblarlos por la mitad tendrán la forma puntiaguda de las orejas. Damos un par de capas de la misma pintura verde

3- Colocamos la tela y pintamos los ojos: 


Aunque la tela la podemos poner mas tarde, or recomiendo dejarla sujeta con un alfiler, para haceros una idea de donde va y centrar los ojos. nosotros le damos esta forma, con larte superior de cima redonda y cortes algo amas afilador, con un a curva invertida inferior, para darle más ternura ( tipo estilo Kawaii). Deben estar bastante juntos pero sin tocarse

4- Pintamos el reflejo de los ojos:


Utilizamos un palillo con un poco de blanco para poner un par de puntos blancos en la mitad exterior superior del ojo y justo a su lado hacia el exterior, otro punto de menos tamaño. Nosotros usamos un palo de barbacoa, usando el extremo romo más grueso para el punto grueso y la punta afilada para la estrecha. 

5- Añadimos los rasgos:


Con rotulador verde añadimos un pequeño óvalo por nariz, una sonrisa, las cejas, una arruga en forma de V y en la parte superior una en forma de pico. 

6- Damos forma a las orejas:

Para poder pegarlas mejor, además de doblarlas por la mitad, haremos un pequeño borde aplanado  en el extremo como se aprecia en la foto.

7. Pegamos las orejas:

Pegamos las mitades de las orejas, recortando lo sobrante si no queda perfecto. Aconsejo usar cada oreja que hagáis para patrón de la otra para que no sean desiguales, aunque en este punto las podríais igualar. 

8- Añadimos las orejas. 


Un pequeño consejo: al unirlas, en lugar de ponerlas justo en el lateral, hacerlo 1-2 mm más atrás. La pare roma nos permitirá unirlo mejor a la curvatura del rollo. 

9- Pegamos la tela:


Y ya tenemos nuestro precioso Baby Yoda. No pasa nada si vuestro Yoda es algo diferente, seguro que os queda genial, y vuestros peques estarán encantados de tener su propio Baby Yoda en la mesilla.


Espero que os haya gustado. Si es así, os animo  a seguir nuestro blog.  Iremos añadiendo manualidades frikis, entre ellas de Star Wars, para que podáis compartir con vuestros peques vuestro amor por la saga como yo lo hago con los míos.


Que la fuerza os acompañe:

Mamá Ewok y los 3 padawan. 

viernes, 8 de mayo de 2020

Manualidades infantiles: bolas Pokemon



POKEMON BALLS




¿Quié no ha querido tener un Pokemon como Picachu? Los pokemon aparecieron en nuestras vidas  hace ya 24 años, 1996 en los videojuegos y en la tele sólo un añito después. Aunque ya era adolescente, he de reconocer que caí rendida a los pies de Ash y sus inseparables pokemon:  Picachu, Charmander, Bulbasur y Squirtle.



Sin embargo, el interés por los pokemon no se ha reducido. Con los años han aparecido nuevos juegos, series y hasta películas.  Incluso  hace pocos años crearon la aplicación de realizad aumentada Pokemon Go, que nos permite capturar estos maravillosos seres en el mundo real mientras caminamos por nuestra ciudad. Otra gran idea es imaginar como serían estos seres en el mundo real. Os recomiendo visitar el trabajo de Joshua Dunlop para ver su versión de estos simpáticos animales: Pokemon Zoology.



Los 3 padawan han decidido iniciarse  en el inacabable mundo Pokemon y, por supuesto, lo primero es tener una Pokemon Ball para poder capturar todos los pokemons. Así que con la ayuda de mami hemos diseñado nuestras bolas y ya estamos preparados.

Material necesario:


  • Bolas de Poliespán, de tamaño medio.
  • Pintura acrílica roja y blanca
  • Rotulador indeleble negro
  • Goma eva negra y blanca
  • Silicona/pegamento/cola
  • Si queréis ampliar los modelos como nosotros, necesitaréis más colores, tanto de la goma Eva como de las pinturas. 
  • Soporte para apoyar las bolas. Nosotros usamos estos vasos de yogourt, pero podríais usar rollos de papel higiénico cortados en horizontal. 

Diseñando nuestra Pokemon Ball:

1- Pintamos la mitad superior:


Os recomiendo delimitar la mitad con el rotulador, intentando no pasarse del borde, aunque si no queda perfectamente ajustado siempre podemos cubrirlo al pintar la cinta negra central. Es mejor dar varias capas que poner una capa gruesa por el riesgo de goteo. La mitad inferior podéis dejarla sin pintar o dar una capa de blanco, como hicimos nosotros.

2- Creamos nuestros botones de apertura con Goma Eva:


Nosotros los hicimos del tamaño de interior de una anilla de llavero, pero supongo que con una moneda de 5 céntimos seria buena idea. Hicimos los blancos con moneda de 1 céntimo 

3-Pintamos la franja central con rotulador negro indeleble:


Hay otra opción, que nosotros usamos con las bolas de color negro, que es crear una banda negra de goma Eva y pegarla con la silicona líquida. Sobre la unión de los 2 extremos es donde pegaremos nuestro botón negro. 


Respecto a las medidas, podéis medir la circunferencia de la bola o simplemente calcular y ajustar posteriormente, al igual que la anchura

4- Pegamos el botón negro


Si bien podeis hacerlo con cualquier pegamento, os recomiendo sinceramente probar con pistolas de silicona caliente. La adhesión es muy buena y muy rápida ( una vez lo probéis, apenas usaréis el resto de pegamentos). 

5- Pegamos el botón blanco sobre el negro:


Con este sencillo paso ya tenemos nuestra bola pokemón preparada!

6- Diseño número 2/3:



Por si no lo sabéis, lo mismo que existe muchos Pokemon diferentes, también existen unos cuantos diseños de bolas, así que si queréis innovar podéis animaros a  hacer otros tipos de bolas.


 Los padawan quisieron ampliar los diseños, así que hicimos también estas bolas. La primera, la Great Ball,  es igual que la clásica, pero con el color azul en lugar del rojo y con 2 pequeñas franjas rojas que nosotros hicimos con bola Eva.


La segunda es una variación de la Ultra Ball, ya que el diseño nos quedaba mejor cruzando las tiras, también de Goma Eva. Al final nos quedó un conjunto genial, así que los Padawan están encantados de jugar con ellas. El siguiente paso, fabricar Pokemon con distintos materiales, ¿os animáis?

Que la fuerza os acompañe:

Mama Ewok y los 3 padawan